Reflexiones en tiempo de crisis

¿Por qué tenemos que saber lidiar perfectamente con la cuarentena?

Algunas exigencias que leemos o escuchamos a diario: Debo mantener la casa en orden, mis hijos tendrían que estar ocupados, ser responsables y a su vez estar entretenidos, mi pareja y yo tendríamos que estar perfectamente coordinados en los quehaceres, necesito tener el trabajo perfectamente organizado y ser productivo, tener un tiempo de descanso justo y adecuado, saber cocinar la comida perfecta y saludable, hacer la actividad física necesaria y así todas las tareas “perfectamente” balanceadas…

¿Por qué? ¿Es acaso lógico o realista exigirnos esto?

¡Cuidado! No sumemos al estresor en sí que resulta el encierro o aislamiento obligatorio e involuntario, el pensar que tenemos que saber cómo manejar todos los aspectos de nuestra vida de forma adecuada o a la perfección.

La realidad es que está bien y es esperable en estos tiempos sentirse muy afectado, abrumado, ansioso, triste, irritable, etc. Validemos nuestras emociones, está bien sentirlas, somos seres humanos y no hemos vivido antes una experiencia similar. Las emociones todas, no solo las positivas, nos permiten conocer que algo nos afecta y aceptarlas es el primer paso para tomar consciencia de ellas y aprender a regularlas.

Exigirnos estar siempre bien, tener todo en orden, incluso nuestras emociones no es realista y nos hace vivir este encierro de una forma menos saludable. Recuerda que somos seres humanos y no robots o máquinas programadas para no sentir o solo sentir emociones positivas. Y sí, cuidar de nuestra salud emocional es también primordial, sobre todo en estos tiempos de crisis.

Texto contribuido por Natalia Ferrero Delgado (Psicóloga psicoterapeuta)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »